La motivación para la cirugía estética puede variar. El deseo de tener un aspecto más joven, más fresco es decisivo en la mayoría de los casos. Además, existen varias otras razones tales como el deseo de un cuerpo delgado o de unos senos más grandes o más firmes.

La preparación es todo

Cuanto mejor informado/a esté, más seguro/a se sentirá y más satisfecho/a estará con los resultados. Para tomar su decisión, debe tomarse el tiempo suficiente. Estudia intensamente sobre el tema, revise las opciones y posibles complicaciones. Lea todo sobre ello – ya que existen riesgos y un procedimiento cosmético es irreversible. Ni el mejor médico podría dar el 100 % de garantía de éxito como resultado de la intervención.

Buenas fuentes para direcciones de cirujanos competentes son las asociaciones profesionales. También puede preguntar a sus amigos y conocidos, tal vez alguien haya tenido una experiencia positiva y le pueda recomendar un cirujano.

Confíe en su médico

Si ha optado por una cirugía plástica, el requisito más importante para una intervención exitosa y sostenible es una relación de confianza con un médico experimentado. En la consulta inicial, usted y el especialista deben comentar cuál es su motivación personal y sus expectativas con respecto a la intervención. También hay que discutir en detalle el procedimiento exacto, los posibles efectos secundarios y riesgos. De esta forma, desarrollará expectativas realistas y estará satisfecho con el resultado.

Desde el principio, pregunte sobre los gastos involucrados y sobre la permanencia de los resultados de la intervención. Al igual que los gastos, el seguimiento debería ser un tema de la primera consulta. También recopile información sobre los productos y materiales que su médico utiliza y por qué.

Participe activamente en la preparación y el proceso de tomar decisiones – por que se trata de su cuerpo y su salud.

es-es